La propaganda de Iglesias

Nos ha sorprendido sobremanera los atuendos azabaches de Pablo Iglesias en la noche de ayer. La prensa ha desenfundado su castigador látigo adjetival. Y de nuevo, el alevín de Chávez logra su propósito: acaparar la atención mediática. Hoy no se habla de cinematografía española; un cine español que ni es cine ni es español. Hoy…