Recuerda

el

Recuerda quién eres, cuando la noche se bata sobre ti; cuando todo creas perdido. Recuerda, quién eres, de quién procedes; recuerda que estas aquí porque los que te precedieron vencieron a la adversidad.

Recuerda el poema que así se repite:
«No te sientas vencido, ni aún vencido,
no te sientas esclavo, ni aún esclavo;
trémulo de pavor, muéstrate bravo,
y arremete feroz, aun mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Se como Dios que nunca llora;
o como el diablo, que nunca reza;
o como el robledal, que en su grandeza
necesita del agua, y no la implora…
Que ruja vengadora,
cuando ruede por el suelo tu cabeza»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s