La Guerra del maidán

Dos años después de la “revolución” en Kiev (Ucrania), ¿qué ha quedado? Por un lado una enorme crisis económica y social, fruto del saqueo de la nueva oligarquía política; y por otro lado, una guerra devastadora en las regiones del Donbass (Donetsk y Lugansk). De los cientos de miles, e incluso se habla de varios millones de refugiados por la guerra provocada por aquel gobierno revolucionario que condenó a más de 6 millones de personas a ser exterminados por separatismo. Veamos al detalle todos estos años, y veámoslo también en comparación con el separatismo en Cataluña ¿en qué se parecen ambas cosas?

09 La Guerra del Maidan (15)
El presidente ucraniano Petro Porshenko subido al armamento proporcionado por EEUU. para la guerra del Donbass.

En febrero de 2014 sucedió el derrocamiento del presidente Yanukovich tras el asalto violento de la Rada Suprema (parlamento central de Ucrania). El resultado de aquella supuesta revolución contra la oligarquía en el poder de Ucrania no pudo ser más inútil. Los motivos por los que una gran fuerza de nacionalistas ucranianos se enfrentaron a la policía antidisturbios, con muertos y heridos por ambos lados, era que Ucrania estaba dominada por una perversa oligarquía que robaba sin cesar a los ucranianos y que además –supuestamente- estaba del lado de Rusia, y eso para el nacionalismo ucraniano es pecado mortal.

09 La Guerra del Maidan (10)
Libro ucraniano de historia para niños en que se afirma que Ucrania tiene 140.000 años de antigüedad.

¿Y el nacionalismo ucraniano de dónde surge? Ciertamente tiene su origen en el siglo XIX, como muchos nacionalismos de la época nace en un contexto de intereses de la burguesía capitalista, en este caso, del Imperio austro-húngaro para crear un grave problema en el imperio ruso. Esto no era nada extraño en la época, pues lo mismo pasaba con los separatismos vasco y sobre todo catalán. Nacionalismo separatista forjado por y para los interés del capitalismo, para la división de los países considerados enemigos por las potencias que cayeron en el dominio capitalista.

Con la guerra civil rusa (1918-1923), de nuevo surgió la cuestión ucraniana, que sobre todo le interesaba al imperio británico para separar lo más posible al imperio ruso o bolcheviques o quien gobernara en Rusia, pero lo importante para los ingleses era alejar a Rusia de Europa, y si la separaban con una enormidad llamada Ucrania, y en el Cáucaso con un Estado que abarcase ambos lados de las montañas, pues mejor todavía.

En la segunda guerra mundial, tras la invasión alemana, promocionaron notablemente el nacionalismo ucraniano a modo de ganarse aliados frente a los soviéticos, pero en mi opinión, lo hicieron tarde y mal para los intereses alemanes. También hay que destacar que desde 1941 a 1943, los nacionalistas ucranianos del Ejército Insurgente Ucraniano, atacaban tanto a alemanes como a soviéticos. Ya cuando tenían la guerra perdida entonces colaboraron con los alemanes, y en este tiempo, esos nacionalistas ucranianos también cometieron masacres contra población polaca de lo que actualmente es el oeste de Ucrania (Galitzia y Volinia). Acontecimientos que son muy recordados por los polacos como un crimen contra su pueblo.

09 La Guerra del Maidan (12)
Ejemplo de la destrucción que la guerra ha causado en Donetsk.

Y llegamos al punto más importante en la historia del nacionalismo ucraniano. Cuando fue instrumentalizado por completo en favor de los intereses de EEUU. Ya desde la “perestroika” soviética (1986), el Oeste capitalista deseaba desarmar a cualquier coste al bloque soviético. El geopolítico y nacionalista europeo Jean Thiriart, ya en los 1960-70 afirmaba que la URSS caería por su excesivo nacionalismo ruso, fruto del stalinismo de la segunda guerra mundial, donde Stalin se afirmaba como un patriota ruso (¡hasta cristiano!) para enardecer la lucha contra la invasión alemana. Pero, tras la guerra mantuvieron el mismo discurso, y lo que ya eran prejuicios de siglos atrás contra los rusos por las luchas entre el imperio ruso y otros imperios centro-europeos, se convertía en una realidad hiriente aprovechada por EEUU para dividir y enfrentar a los Europeos en su beneficio. Así consiguieron la rápida caída del bloque soviético.

09 La Guerra del Maidan (9)
Cementerio en el Donbass de víctimas de la guerra.

Tras la disolución del pacto de Varsovia, EEUU fue a por la propia URSS, al igual que los ingleses en la guerra civil rusa, los yanquis retomaron los proyectos para dividir la URSS y lo primero sería la división en 15 estados independientes a razón de cada república soviética. Y lo segundo sería el intento de dividir la propia Rusia, separando las repúblicas rusas del resto. La primera división le salió bien a los yanquis, pero la segunda no, puesto que la invasión de terrorismo islámico “made in USA” no les salió tan bien como en Afganistán con Bin Laden.

Por esto, los yanquis aumentaron la presión contra Rusia desde las ex-repúblicas. Algunas se mantuvieron en un firme lado ruso, como Bielorrusia, Kazakstán y Armenia. Otras se mantuvieron en una posición zozobrante, y otras, en una posición de abierta hostilidad contra Rusia. Por los prejuicios de siglos, amén de lo que vivió la población en tiempos de la Unión Soviética y su rusificación propiciada no por los rusos sino por los bolcheviques en el poder, se desembocó en el campo abonado del anti-rusismo. Los Estados Bálticos, y Ucrania eran los objetivos principales de EEUU como armas contra Rusia, y también contra todos los Europeos.

09 La Guerra del Maidan (1)
El presidente Turco, Tayip Erdogan, con el presidente Ucraniano Petro Poroshenko. Dos grandes aliados de Estados Unidos.

El mismo Jean Thiriart avisó del peligro de caer en manos de un imperio extranjero. Caer en manos de los soviéticos o de los yanquis era igualmente peligroso, incluso y cito textualmente “quien busca un protector, encuentra un amo”, decía Thiriart. Según parece, las palabras de este visionario no han resonado lo más mínimo en aquellos países de Europa oriental.

Así que los yanquis tuvieron un acceso sencillo a la élite política y económica de Estonia, Letonia, y Lituania, pero sobre todo de Ucrania, que es el caso que nos atañe en este artículo. En Ucrania, con las fronteras creadas por la Unión Soviética, eran el arma perfecta para amenazar a Rusia desde la hegemonía yanqui. Pero como el conflicto armado parecía descartado en la década de 1990, la clave radicó en la educación, la manipulación deliberada a favor de los intereses yanquis. Así, se educó a las nuevas generaciones en el odio contra todo lo ruso, en la falsificación histórica, y para mantener siempre el mismo discurso, los medios de comunicación también debían afirmar las mismas cosas. Con ello, de la cuna a la tumba, sólo se escucharía en Ucrania el mismo relato anti-ruso.

09 La Guerra del Maidan (6)
Cementerio de soldados Ucranianos que murieron en el Donbass.

¿A qué ya les va sonando esta historia? ¿Acaso no es lo mismo que ha sucedido en España desde 1978? Esas manipulaciones históricas en la educación y los medios de comunicación es algo que tenemos en todas las comunidades autónomas de España de un modo u otro, es decir, con diferente intensidad. Pero sobre todo destaca actualmente el caso catalán, donde el alocado separatismo ha llegado a afirmar la catalanidad de Santa Teresa de Ávila, Don Miguel de Cervantes, y Cristóbal Colón. Que hablan de un reino catalán que nunca existió, pues los reinos eran otros, y para más señas, el trono estaba en Zaragoza, del Reino aragonés. También manipulan y mitifican la fecha de 1714 como una revuelta catalana contra España, y así lo ponen en todos los medios. Pero que la historia fuese una revuelta con centro en Cataluña pero de ámbito español para impedir la llegada al trono de la dinastía borbona. Es decir, una revuelta dinástica a nivel español. Y así sucesivamente podríamos seguir desmontando los falsos mitos del nacionalismo catalán. A propósito, ¿saben en qué se parece el barrio gótico de Barcelona con el separatismo catalán? En que son invenciones decimonónicas de la burguesía capitalista.

09 La Guerra del Maidan (11)
El presidente Ucraniano Petro Poroshenko junto a Joe Biden, vicepresidente de EEUU.

Volviendo al caso ucraniano, entre 2003-2004 se produjo la “revolución naranja”, los yanquis pensaron que ya habían manipulado lo suficiente en Ucrania y que tenían una base desde la que subvertir totalmente a ese país y orientarlo totalmente hacia el oeste. Pero fracasaron. Resulta que sus liberales capitalistas pro-occidentales tenían más dinero que nadie, pero una fuerza de calle muy escuálida, que se enfrentaban a la oposición de los rusos de Ucrania y que también, el gobierno ruso no abandonaría sus intereses de Ucrania. Así que volvieron al “taller”, para recibir nuevas actualizaciones y órdenes.

09 La Guerra del Maidan (4)
Campos llenos de muerte y destrucción por esta guerra.

Y justo, 10 años después, entre 2013 y 2014 se produjo la nueva revuelta, “el maidán” como ha sido bautizado popularmente, por suceder en la plaza de la independencia (Maidan Nezalezhnosti) de Kiev. Allí, los liberales de 2004 se volvieron a congregar, para clamar por el progreso de Ucrania que por supuesto implicaba la inclusión de este país de forma total en el sistema occidental. Allí fueron altas personalidades políticas y diplomáticas de EEUU, a ofrecer su apoyo a los que luchan por “la democracia”. Por supuesto suena muy bien, a millones de ucranianos les sonó muy bien, pero, resulta que se olvidaron de otros ejemplos democráticos como por ejemplo Afganistán o Libia, donde los “freedom fighters” (luchadores por la libertad), han resultado ser bandas terroristas que establecieron su dictadura tras el apoyo incondicional yanqui.

La cuestión es que tras el triunfo de la revuelta del “maidán”, el nuevo gobierno provisional, golpista y pro-yanqui, aprobó una ley para prohibir el ruso en Ucrania. Y ¿acaso no se parece esta situación a lo que sistemáticamente intenta el separatismo catalán con la marginación del castellano? Leyes muy cuidadas que obligan a usar un idioma, pero luego no hay leyes tan motivadas para cuidar del bienestar de su gente. Por supuesto, eso no entra en sus planes, pues el capitalismo está detrás de ambos casos y lo menos importante es el pueblo que dicen defender, su único interés está en el beneficio económico de la explotación.

09 La Guerra del Maidan (8)
La destrucción en el Aeropuerto de Donetsk.

Así que en marzo-abril de 2014 se desató el “maidán” de los rusos de Ucrania. Por un lado Crimea, que obtuvo su independencia y ansiado regreso a Rusia (en 1954 por decreto del dirigente soviético Nikita Jrushchev, la había transferido de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia a la República Socialista Soviética de Ucrania, y ya entre 1991 y 1994, Crimea se debatía entre la independencia de Ucrania o el regreso a Rusia, pero al final quedó en Ucrania con un estatus especial). También es cierto que en este caso, el gobierno ruso proporcionó toda ayuda y soporte para que el resultado del regreso de Crimea a Rusia se completará rápida y pacíficamente. Por otro lado, las regiones del sureste de Ucrania (Donetsk y Lugansk, que forman el Donbass), que las habita población rusa mayoritariamente, también hicieron lo propio. Si el gobierno ucraniano de Kiev nos odia y nos persigue, si ellos asaltan su parlamento por la fuerza y hacen lo que les da la gana, pues el Donbass también defenderá sus intereses.

09 La Guerra del Maidan (13)
Parece que nada ni nadie puede detener la guerra.

Así lo hicieron, asaltaron los centros de poder en las regiones de Donetsk y Lugansk, hicieron un referéndum tal como Crimea, pero, el gobierno ruso desestimó su entrada en la Federación de Rusia, y en abril de 2014 el gobierno provisional de Kiev, ordenó el inicio de la todavía vigente “operación anti-terrorista”. Según ese gobierno, asesorado directamente por EEUU, todos los habitantes del Donbass son separatistas. Hombres, mujeres, niños, jóvenes, ancianos… más de 6 millones de separatistas, así de repente, de un día para otro. De nuevo, usaron el nacionalismo ucraniano, el odio anti-ruso para reclutar decenas de miles de soldados para la causa. Por un lado los regulares del ejército ucraniano, pero sobre todo, los batallones privados de oligarcas ucranianos, e incluso, oligarcas sionistas como Kolomoisky que viendo peligrar sus intereses en la ciudad de Dnipropetrovsk, financió a batallones privados como el Azov, para que fueran a luchar contra los “separatistas rusos”.

09 La Guerra del Maidan (5)
Niños, victimas aún más inocentes de esta guerra en el Donbass.

En septiembre de 2014 tuvo lugar el acuerdo de paz Minsk 1, por el que se decretaba un alto el fuego. Resultó que el ejército ucraniano y los batallones privados no podían con las milicias del Donbass, que también habían recibido sus refuerzos de voluntarios rusos e incluso de otros muchos países. Cuando el ejército ucraniano se reorganizó y desde EEUU lo ordenaron, se reanudaron los combates que volvieron a cesar en febrero de 2015 con los acuerdos de Minsk 2, cuando de nuevo, el ejército ucraniano no podía con la situación y de hecho, estaba perdiendo posiciones (como el cierre y fin de la bolsa de Debaltsevo, y el fracaso en la toma del aeropuerto de Donetsk).

Así que desde febrero de 2015 hasta febrero de 2016, no se han dado combates de gran magnitud como en el primer año de la guerra, pero siguen las escaramuzas fronterizas, ambos bandos se acusan mutuamente de violar los acuerdos de paz Minsk 2, etc. Pero la cuestión es que esta guerra ya cumplirá 2 años. Una guerra en Europa. Una guerra que ha provocado millones de refugiados de ambos lados. Los habitantes del Donbass huyen a Rusia, pero también millones de ucranianos huyen hacia Europa.

09 La Guerra del Maidan (7)
Debaltsevo, centro de los combates del embolsamiento en febrero de 2015.

Y especialmente huyen hombres jóvenes ucranianos terriblemente desencantados con el gobierno del maidán, puesto que ha resultado ser más oligarca y ladrón que los anteriores, e incluso, asesino en serie con la guerra del Donbass. Muchas familias en Ucrania y Rusia tienen miembros de ambos países y para la mayoría, el Donbass se ha convertido en una desgraciada guerra civil. Por supuesto, eso desde la versión oficial del nacionalismo ucraniano controlado por el gobierno del maidán, nunca lo dirán. Sólo dicen que reconquistarán las posiciones en manos de los terroristas separatistas e incluso el presidente ucraniano, Poroshenko, ha afirmado recientemente que en 2 o 3 años empezará la operación antiterrorista para “liberar Crimea de la ocupación rusa”.

A propósito de Poroshenko, en enero de 2016 presentó el proyecto de ley en la Rada Suprema para la séptima movilización forzosa, puesto que necesitan más tropas para su guerra del Donbass. Si se preguntan por qué especialmente huyen más jóvenes ucranianos hacia Europa, ahí tienen la respuesta. ¿Quién quiere morir por la nueva oligarquía capitalista de Kiev? Incluso ¿quién quiere matar a su familia, o a las familias de sus conocidos por los intereses de esta nueva camarilla de ladrones?

09 La Guerra del Maidan (2)
Mapa relativo y aproximado a la situación en el frente de la guerra  en el Donbass.

La guerra del Donbass cada día cuesta más vidas, más refugiados que no aparecen en los medios occidentales, vidas de compatriotas europeos que no importan lo más mínimo para los medios controlados por el capitalismo “made in USA”. Las lecciones que nos dejó el gran geopolítico belga, Jean Thiriart, parece que no se recuerdan. La unidad y soberanía de Europa están por encima de viejas rencillas, que además, rencillas tenemos todos contra todos, pero de un pasado que nadie de los presentes ha vivido, pero si vivimos un presente en el que las nueva oligarquía económica mundial las usa para enfrentar diferentes pueblos por todo el mundo.

En este caso, no enfrentan a lejanos hutus y tutsis de Ruanda, enfrentan a los Ucranianos con los Rusos, pero también contra Polacos, Húngaros y Rumanos, al igual que enfrentaron a Serbios, Croatas y Albaneses en Yugoslavia. Esa oligarquía económica, sin patria ni dios, sólo busca sus beneficios materiales, sin importar el coste en vidas y destrucción. Hace casi 2 años empezó la última guerra en Europa, y a muy pocos les ha importado detener este conflicto, o bien lo alimentan por un lado o lo alimentan por el otro: ¡Qué gran beneficio al servicio del capitalismo! ¿Usted quiere beneficiar al capitalismo? Entonces apoye esta y otras tantas guerras según como le digan en los medios al servicio del capitalismo. ¿Quiere que la guerra se detenga? Entonces rechace la versión oficial y busque la verdad en los hechos.

Diego de Luna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s