¿Por qué lo llaman inmigración cuando es invasión?

invasionNEn las últimas semanas observamos horrorizados en los informativos de televisión a multitudes desesperadas huyendo de África y de Oriente Medio hacia el Viejo Mundo. Tres análisis.

Primer análisis:

Durante las décadas de los años 50 y 60 del siglo pasado los habitantes del Continente Negro reclamaban y luchaban por la independencia de sus respectivos países. ¿Qué querían? Ser gobernados por dirigentes de su propia raza y que los blancos abandonasen sus países. Lo consiguieron.

Después de tanto reclamo y lucha (con muchos muertos) los pobladores de decenas de países africanos consiguieron ser libres de la dominación blanca. Ahora sí, podían ser gobernados por la raza mayoritaria en dicho continente: la raza negra.

Hasta ahi todo normal. Pero, ¿qué pasó después, ya con la independencia y el poder en sus propias manos?

Comenzó una lucha sanguinaria entre tribus de distintas etnias. Torturas, violaciones, mutilaciones y asesinatos. Negros contra negros. Millones de muertos y heridos por todos lados. Y no fue solamente Tutsis contra Hutus en Ruanda. No. En casi todos los países africanos guerras tribales se desparramaron por todo el continente.

Y después de tantas décadas de “independencia”… la desolación total. Millones y millones de africanos muriendo de hambre o asesinados. África se convirtió – de la mano de su dirigencia nativa (léase “negra”) – en una merienda de negros, valga la expresión, en una especie de infierno en la Tierra.

Pero ahora no podrán responsabilizar a los dirigentes blancos. Estos ya están muy lejos del continente africano.

La propia raza dominante en dicho continente NO SABE GOBERNARSE en forma, más o menos, civilizada. La lucha por el poder (y el odio racial) los lleva a masacrarse entre ellos mismos. Y no se vislumbra un final feliz.

Esas guerras y esa miseria resultó en una de las mayores INVASIONES de refugiados. Los africanos de raza negra que durante gran parte de la segunda mitad del siglo XX lucharon por independizarse de los blancos (no los podían ver ni en figuritas) ahora huyen de gobiernos dirigidos por… negros, para buscar refugio en países europeos gobernados por… blancos.

Que alguien me lo explique porque yo no lo entiendo. ¿No era que luchaban contra el “Satán blanco” que los oprimía, que los torturaba, que los maltrataba, que los mataba de hambre, y que los humillaba? ¿Y ahora quieren estar nuevamente bajo dominio blanco, y en un continente mayoritariamente blanco?

Parece que los gobiernos coloniales no eran tan perversos como nos cuenta la “historia oficial”. Si no, ¿por qué ahora los africanos de raza negra van a buscar refugio en gobiernos blancos de Europa?… Por la boca muere el pez.

Conclusión: Cientos de miles de africanos huyen para….. EUROPA.

Segundo análisis:

Estados Unidos invadió Irak mintiéndole a su pueblo y al resto del mundo. Dijo que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva y que “lo lógico” era invadir Irak, desalojar el gobierno, colocar uno a “gosto y piaccere” y destruir las armas terribles que Saddam escondía en Irak. Ya todos sabemos cuál fue el final de esta historia….

Estados Unidos no invadió los restantes países del Medio Oriente pero ayudó con armas y dinero a los “luchadores por la democracia” (léase “mercenarios al servicio de los yanquis”) en Libia, Siria, etc.

Y también sabemos cómo terminó la historia.

Resumiendo, Estados Unidos hizo el despelote y ahora quiere que los europeos paguen el pato recibiendo a cientos y cientos de miles de refugiados. Y encima le da “aulas de moral y buenas costumbres” a los gobiernos europeos “exigiéndoles” (sic) y diciéndoles que tienen la “obligación” (sic sic sic) de recibir con los brazos abiertos a los invasores y acarreando con el coste multimillonario que traerá aparejada dicha invasión inmigratoria de Europa.

Conclusión: Cientos de miles de refugiados escapando del hambre, la miseria y la guerra, huyen del norte de África y de Medio Oriente hacia…. EUROPA.

Tercer análisis:

Durante las décadas de los 80′ y 90′, los gobiernos (tanto de derecha como de izquierda) “humanitarios”, “sensibles”, “acogedores”, “caritativos” de Europa Occidental recibían con los brazos abiertos a los refugiados económicos y de guerras que huían del África y de Medio Oriente.

Claro, era apenas, algún par de miles de refugiados por año. Se los dividían entre Suecia, Noruega, Holanda, España, Italia, Francia y Alemania. Todo para mostrar lo “buenos” que eran dichos gobiernos.

Y como la crisis económica no había llegado a Europa entonces, “no problem”.

Pero desde el crack económico del 2008, con la llegada de la crisis económica europea y el aumento del desempleo en la Vieja Europa, la cosa se puso negra… Con el fin del famoso “Estado de bienestar” europeo, la fiesta llegó a su fin.

Desempleo creciente. Economías – antes poderosas – se cayeron como un castillo de naipes. Países, otrora poderosos económica y financieramente, quebraron: Italia, España, Portugal, etc.

Y lloviendo sobre mojado, cayeron los refugiados por decenas de miles todos los meses.

Desde comienzos del 2015, el promedio de refugiados de África y Medio Oriente hacia Europa llega a 41.000 por mes. Sí, ha leido bien, por mes.

Eso da un promedio de casi medio millón de refugiados por año. A los que hay que darles comida, ropa, un lugar donde vivir, etc, etc, etc.

¿Y con qué dinero vamos a mantener a tantos refugiados? (más todos los que ya entraron en los últimos años). Pues con el dinero de los impuestos que pagan religiosamente los ciudadanos de nuestros países.

Se acabó aquello de “humanitarios”, “sensibles”, “acogedores”, “caritativos”. Se acabó.

No son solamente los partidos nacionalistas o anti-inmigración que van a poner el grito en el cielo. Hasta algunos sindicatos de izquierda, que supuestamente deben defender los intereses de sus trabajadores, ya reclamaron por dicha invasión y se preguntan quién o quienes van a cargar con los costos de dicha invasión.

La primera ministra alemana, Angela Merkel, desesperada por “lo que se viene”, les ha implorado a sus partenaires de la Unión Europea, que hay que dividir “el problema” en partes iguales.

El gobierno inglés ya ha dicho que no va a recibir ni un sólo refugiado que no pueda acreditar estudios universitarios. Así se libra del 99% de los refugiados y les pasa el fardo a sus “socios”.

Independientemente de lo que piensen los partidos nacionalistas o anti-inmigración, los paises europeos, sean de izquierda, de derecha, de centro, independientes, de arriba o de abajo, se deben estar agarrando la cabeza (o algún otro lugar del cuerpo humano) y poniendo el grito en el cielo. Saben que esa invasión traerá aparejada más desempleo (pues los refugiados son mano de obra barata), más impuestos a pagar, aumento de la criminalidad, delincuencia e inseguridad ciudadana, conflictos interétnicos, hospitales colapsados, miseria, etc..

Los pueblos europeos no quieren pagar el pato por guerras en las que ellos, los europeos, no tienen ninguna responsabilidad. Ni por guerras empezadas por los yanquis (con el beneplácito de los israelíes) y que ahora se lavan las manos.

El futuro es muy negro para Europa. Y nunca mejor dicho. Y más negro para los gobiernos “humanitarios” europeos que deberán ponerle coto al ingreso descontrolado de hambrientos y desesperados de África y Medio Oriente.

El “Sistema” tiembla ante la invasión. Y no tiembla solamente por las decenas de miles de refugiados que están llegando a Europa. Lo que más les preocupa es un aumento considerable de seguidores de los partidos nacionalistas y anti-inmigración europeos. Ya se vislumbra en Grecia, por donde gran parte de los refugiados están entrando a Europa.

Los partidos conservadores y de izquierda ya demostraron ser incapaces de solucionar este problema de todos los europeos. Y hasta le mienten a sus pueblos. Ya hemos visto el ejemplo del gran fiasco de Syriza en Grecia donde los dirigentes de este partido de “izquierda” mintieron descaradamente a sus electores y, después de conseguir los votos necesarios en el referéndum del mes pasado, en el que venció el “NO”, se vendieron a la banca internacional, y se rindieron al Eurogrupo, entregando Grecia al euro.

Dicha invasión traerá consigo, sí o sí, la llegada, primero a los parlamentos y luego a los propios gobiernos nacionales, de partidos nacionalistas en toda Europa. Ya se vislumbra en Francia, donde el Front National ya es la primera fuerza política francesa. Partidos como Amanecer Dorado en Grecia, Jobbik en Hungría, NPD en Alemania, y otros desparramados por toda Europa están aguardando en sus respectivos países para dar soluciones a problemas como el de invasión inmigratoria de Europa.

Vientos de cambio se avecinan en Europa.

Fuente: Eduardo Núñez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s